miércoles, 24 de junio de 2009


Ay cuerpo, cuerpecito mío, qué caña te he metío en estos años que llevo de camino perdío...

Así que me voy porque, total, tomar mi propia decisión es casi la única libertad real que me queda...

1 comentario: