martes, 24 de mayo de 2011

Es increible, es esa sensación de que algo pasa, de que algo cambia, algo jamas visto, jamas oido... ese algo que siempre fui y que siempre quise mantener reunido en una plaza a las 8 de la tarde.


quede hipnotizada con esa magia que rodeaba el ambiente, gente tan diferente reunida luchando por una misma cosa, hartos de ver tantas injusticias, tanta hipocresia.


Me devuelve la fe en la gente, ver que todavia existen jovenes asi, que hay algo mas aparte del botellon, salir el jueves por la noche, comprarse tal o cual modelito y pasar de todo lo que no influya en esa realidad suya. Todavia queda gente que se preocupa, gente que piensa por si mismo, que tiene sus ideas, sus preferencias, sus ganas de vivir en un mundo mejor, de poder cmbiar algo, o al menos, intentarlo. Porque si nadie lo intenta jamas se conseguira nada.


Ya era hora.



Da igual que ideas tengas, de derechas, de izquierdas, da igual... lo importante es hacernos oir.